Análisis de Sensibilidad Ambiental y Análisis de Beneficio Ambiental Neto

Análisis de Sensibilidad Ambiental y Análisis de Beneficio Ambiental Neto: Herramientas en el proceso de planeación y ejecución de respuesta en derrames de hidrocarburos.

En la atención de emergencias ambientales, es necesario contar con herramientas y facilitadores que permitan optimizar y viabilizar la aplicación de estrategias de respuestas en las etapas de planeación y respuesta. Desde el punto de vista de mitigación de impactos ambientales existen dos herramientas de alta importancia que se deben aplicar y desarrollar en el marco de la gestión del riesgo: Análisis de Sensibilidad Ambiental y Análisis de Beneficio Ambiental Neto.

La Sensibilidad Ambiental se entiende como el potencial de transformación que pueden sufrir los componentes ambientales como resultado de la alteración de los procesos físicos, bióticos y socioeconómicos producidos por actividades de intervención antrópica del medio. Los análisis de sensibilidad ambiental corresponden al conocimiento del entorno en el cual se desarrolla una operación y de las áreas que pueden ser potencialmente afectadas por un derrame de hidrocarburos, por lo tanto constituyen una herramienta de toma de decisiones ya que a través de estos se valoran y ponderan elementos de los componentes físicos, bióticos y sociales de un área específica, se identifican recursos biológicos sensibles y valores de uso específicos, se definen prioridades de protección, se suministra información síntesis y se como un instrumento básico para la mitigación y control del impacto ambiental. 

Su aplicación cobra relevancia en las etapas de planeación de una contingencia y definición de estrategias de respuesta y de limpieza para áreas determinadas, dado que para su óptimo desarrollo se debe conocer previamente la sensibilidad relativa de los ecosistemas.

Se pueden elaborar dos tipos de mapas de sensibilidad ambiental, uno de estos está definido por la metodología de Índice de Sensibilidad Ambiental, el cual está dado por la geomorfología costera (tipo de costa, exposición de las olas y de las mareas y afectación y productividad biológica). El otro tipo de mapa de sensibilidad ambiental, corresponde a una Sensibilidad por Zonificación a través de la valoración de elementos físicos, bióticos y socioeconómicos de las áreas a analizar.

De manera complementaria se tiene el Análisis de Beneficio Ambiental Neto (ABAN), un enfoque estructurado que utiliza la comunidad de respuesta y los grupos de interés durante la planificación de preparación y respuesta ante derrames de hidrocarburos para comparar los beneficios medioambientales de las posibles herramientas de respuesta y desarrollar una estrategia de respuesta que reduzca el impacto de un derrame de hidrocarburos en el medio ambiente (IPIECA).

Para el desarrollo del ABAN se deben realizar cuatro etapas principales: consolidación y evaluación de datos, predicción de resultados, consideración de ventajas y desventajas y,  por último, selección de las mejores opciones de respuesta. El objetivo principal de este análisis en las etapas de planificación y la ejecución de una respuesta, se basa en implementar las técnicas que tengan como resultado el mayor beneficio neto.

La aplicación de una estrategia de respuesta una vez realizado el ABAN, conlleva a tener claridad en los objetivos de la limpieza y conocer cuándo continuar con la limpieza basados en si causará en potencia más daño que bien, adicionalmente permitir ajustar las estrategias de respuesta considerando las condiciones cambiantes del ambiente.

Estas dos herramientas deben hacer parte integral del proceso de planificación y ejecución de la respuesta, la articulación de las dos permite al equipo de respuesta y a los expertos involucrados en la toma de decisiones, tener una base de priorización de áreas. 

En Varichem de Colombia, como expertos en gestión del riesgo y atendedores de emergencias, hemos desarrollado y aplicado metodologías con las herramientas de Análisis de Sensibilidad Ambiental y Análisis de Beneficio Ambiental Neto, las cuales han permitido a las diferentes Compañías la incorporación de las mismas en los procesos de planificación y respuesta.

Fuentes de Información:

  • Mapas de sensibilidad para respuesta ante derrames de Hidrocarburos Directrices de buenas prácticas para el personal de manejo de incidentes y respuesta a emergencias. Informe de IOGP No 477. IPIECA,  (2012)
  • Guía para el desarrollo de mapas de sensibilidad ambiental para la planificación y respuesta ante derrames de hidrocarburos. ARPEL, (1997)
  • Desarrollo de estrategias de respuesta usando el análisis de beneficio ambiental neto (ABAN). Directrices de buenas prácticas para el personal de manejo de impactos y respuesta a emergencias IPIECA, (2015)
  • Guía para el uso de dispersantes en derrames de hidrocarburos. Guía Ambiental de ARPEL No. 41-2007 Grupo de Trabajo de Planificación de Respuesta a Emergencias de ARPEL ARPEL, (2007)

Descargo de Responsabilidad

Todos los documentos, imágenes, datos IP, son de propiedad exclusiva de Varichem de Colombia G.E.P.S, cualquier trasgresión, violación, prohibición, reproducción, venta, modificación o sustracción de la información contenida en este documento, se constituirá como un delito y dará derecho a Varichem de Colombia al resarcimiento de perjuicios que le sean causados.

El material se ha elaborado con los esfuerzos posibles para garantizar la exactitud de la información presentada, sin embargo, Varichem de Colombia G.E.P.S no puede garantizar la exactitud; ni asume ninguna responsabilidad por cualquier uso previsto o imprevisto que se haga de este material. Por consiguiente, dicho uso se hará bajo el riesgo propio del receptor.